Garaje

Saber la frecuencia de un mando de garaje

Escrito por admin

La frecuencia de un mando de garaje es la vía por la que viaja la señal de radio desde el emisor hasta el extremo del receptor, es decir, desde el control de mando hasta la puerta del garaje. Por lo tanto, para que este aparato electrónico desempeñe correctamente las funciones que tiene asignadas (básicamente, abrir a distancia las puertas de entrada/salida del vehículo), es importante saber qué tipo de frecuencia tiene (nunca conviene olvidar, en este sentido, la marca, la referencia y el modelo del receptor). La intención principal de este artículo es repasar una serie de nociones básicas sobre como saber frecuencia mando garaje.

Clases de frecuencias

En el mercado, predominan la de 433,92 Mhz y la de 868 Mhz (la más divulgada, ya que la gran mayoría de las marcas existentes han sido diseñadas en base a esta frecuencia). Existen otros modelos de frecuencia, por ejemplo la de 40 Mhz, una opción que, sin embargo, cada vez, está siendo menos utilizada, debido fundamentalmente a que es muy baja y suele fallar demasiado.

También se comercializan las frecuencias entre la 200Mhz y la 330Mhz, pero puede considerarse que están prohibidas, pues son las que usa la policía.

Otra cuestión muy importante viene relacionada con que hay mandos que en apariencia son iguales pero que utilizan frecuencias distintas, por lo que si se elige el mando con la frecuencia equivocada, no se podrá abrir la puerta de garaje. Para evitar que este tipo de situaciones tan poco deseables llegue a producirse, una opción es comprar un mando de garaje compatible con un amplio rango de frecuencias como el modelo HR MULTI 2 , que puede copia la mayoría de frecuencias (desde los 433 MHz hasta los 868 MHz); sin embargo, conviene advertir que no logra imitar las frecuencias de cuarzo. Otra inteligente alternativa si, por ejemplo, se estropea el motor de cierre, es contratar los servicios de Aprimatic, una empresa especialista en resolver este tipo de situaciones.

También es recomendable adquirir un frecuencímetro o contador de frecuencia, que mide la frecuencia del transmisor, con solo mantener pulsado el mando durante algún tiempo, cerca del contador de frecuencia.

Como dato adicional, aunque no menos importante, hay que procurar siempre el buen estado del suelo de garaje; una buena opción, en este sentido, es contratar los servicios de una empresa especializada en Pavimentos industriales.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies