articulos Garaje

Descubre la puerta de seguridad Antiokupas

Escrito por Lurdes

Para muchas personas poseer una segunda vivienda en la montaña, la playa o en algún lugar de su preferencia, es un sueño anhelado y una aspiración de los españoles.

Estos lugares de vacaciones ofrecen un relax lejos la contaminación y algarabía de las grandes metrópolis, un sitio donde podemos estar sin pasar por el tedioso trabajo de buscar una habitación a un coste excesivo. Pero el temor a que un okupa se filtre en nuestro piso está cada vez más vigente en las familias.

Esto los lleva a reforzar la seguridad de sus casas con los sistemas más avanzados. Actualmente los clientes cuentan con un recurso muy innovador, se trata de la puerta de seguridad Antiokupas.

Tuvimos la posibilidad de conversar con Jordi Lázaro, quien es gerente de una empresa que vende puertas y nos dijo que es “una segunda puerta anexa” cuya función es “fortalecer la seguridad de la morada”.

Una de las ventajas de dichas puertas es que se pueden poner y quitar, además de controlarse por medio de radiofrecuencia empleando un mando a distancia. El modelo que se está comercializando tiene un pernio de un solo segmento que transita por el contorno de la puerta como una especie de bisagra corrida, anclajes de acero y dos cerraduras de seguridad.

Lázaro explica que los mayores compradores son entidades financieras e inmobiliarias, “pero actualmente lo potenciales consumidores que nos llaman son los particulares”. La preocupación que asedia a la sociedad española no está infundada.

Según los datos recientes publicados por el Grupo VPS especialista en el resguardo de propiedades desocupadas, hay en estos momentos más de 87.000 familias irrumpiendo residencias. Aproximadamente 262.500 personas corresponden a casi el total de la población de la localidad gallega de A Coruña.

Por su parte, existen más de 100.000 domicilios ocupados en España, siendo la capital Madrid y Barcelona las urbes que más casos acumulan.

Todo esto lo manifiesta Lázaro, que señala que en los últimos meses se ha incrementado el hecho que los dueños de hogares particulares  se interesen por dichas puertas. La inquietud “es la orden del día” y aunque este mecanismo fue pensado para moradas vacías, “son muchos los individuos que la usan en su residencia frecuente”.

La desconfianza a diario abre una honda brecha entre los residentes, quienes se han visto obligados a instalar en la parte exterior de su puerta principal una chapa de acero de dos milímetros de grosor para mayor seguridad. Por el momento estos siguen siendo afortunadamente una minoría, pero no sabemos si en un futuro próximo todos cambiaremos la famosa alfombrilla con la frase “Bienvenido” porque hemos colocado una unidad antiokupas.

Eso sí, no dudes que funcionará con un mando a distancia de la más avanzada tecnología.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies