Curiosidades

Zenit Flash Matic: El primer mando a distancia inalámbrico

Escrito por Lurdes

Hoy en día con los avances tecnológicos que existe a nuestro alrededor, resulta complejo comprender que muchos de estos equipos hace unos años eran objetos de lujo e innecesarios para la mayoría de personas.

Uno de ellos son los mandos a distancia, esos que le permiten a cualquiera manipular el televisor a su antojo y hacer cuanto zapping quiera sin tener que levantarse de la cama o sillón.

Según las cifras oficiales, el primer modelo surgió por los años 50 del siglo pasado. En este momento fue la empresa Zenith Radio quien se atrevió a hacer esta innovación mediante un diseño extraño para el momento.

Todo estaba muy bien con ese producto. El pequeño problema era que necesitaba un cable y los mismos clientes lo empezaron a llamar cordón umbilical por lo fastidioso que era, ya que dependía de ello exclusivamente.

Sin embargo, el mercado lo asimiló pero lentamente. A partir de aquí la empresa quiso hacer innovaciones para que los usuarios estuvieran más cómodos.

Muchos equipos, mismo mando

Así fue como se fue popularizando este tipo de objetos y actualmente se puede encontrar en distintos equipos electrónicos, desde aires acondicionados, radios, alarmas, equipos de sonido y mucho más. Son indispensables en el día a día.

A pesar de esto hay que entender que la situación no siempre fue de esta forma. Cuando surgió tenía un precio de 30 dólares, que en los años 50 era bastante dinero. Por esto es que consideraban a los mandos como un artículo de lujo, algo que hoy sonaría increíble.

Luego de las quejas de los clientes es que la compañía se propuso como meta quitarle el cable de cualquier forma para la generación siguiente. Así lo hicieron.

El primer mando a distancia

Así fue como llegó el mencionado Flash Matic, que tenía forma de linterna pero le daba todo el control de las operaciones a la palma de la mano del usuario. Las fotorresistencias se instalaban en las esquinas del televisor.

Las dos superiores dirigían los cambios de canal, el derecho el volumen y el mute, mientas que el izquierdo ejecutaba el encendido y apagado.

Mute, la gran innovación

Más allá de la función inalámbrica que tanto estaba llamando la atención, lo que gustó de verdad es la opción mute, algo que hasta ese momento ningún televisor tenía a su disposición.

De esta manera es que los clientes empezaron a darle una oportunidad al producto. Quedaron encantados con la posibilidad de hacer callar al televisor cuando llegaban esas publicidades aún siguen existiendo.

Es importante conocer la historia de muchos productos que se utiliza en la actualidad. Solo así entenderemos cómo se crearon y cuáles serán las próximas innovaciones.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies