Garaje

Dinos que mando de garaje posees y te diremos cuál Parkingdoor es mejor para ti

los nuevos mandos a distancia llamados Parkingdoor
Escrito por Lurdes

¿Te encuentras interesado en algún Parkingdoor y no estas completamente seguro de cuál es el más adecuado? Si es así no te preocupes, ya que en este artículo te ayudaremos a escoger el Parkingdoor ideal según tu necesidades.

Lo primero que debes saber, es que suele ser bastante normal la confusión que surge entre el código y la frecuencia del mando de garaje, por eso lo explicaremos a continuación.

La frecuencia del mando de garaje consiste en la vía o canal, a través del cual viaja la señal hasta llegar al receptor; el código se trata de la “llave”, siendo este un número interno y el cual coincide no solo con en el mando, sino también con el receptor, a través de la cual es posible hacer que se abra la puerta.

En el momento en que reconoce como válido dicho código, el mismo da la orden y es justamente cuando se abre la puerta.

Mandos de garajes cambiables y fijos

Por lo general, los mandos de garaje están divididos en dos clases de códigos, los cambiables/variables (Rolling-code) y los fijos.

con ParkingDoor puedes habilitar permisos para acceder a tu garaje a terceros

Entonces quizás te preguntes, ¿Cómo puedes saber qué clase de puerta tiene tu garaje? En gran parte de los casos, los mandos para puertas que poseen código fijo, son esos que al abrir la tapa de las pilas revelan un grupo de “micro-interruptores” ubicados en una posición específica. En estos casos, el mando siempre utiliza el mismo código al momento de abrir la puerta y esta es la razón por la cual suelen ser más sencillos de copiar.

Igualmente, al ir a la centralita de tu garaje, podrás ver su marca y modelo; además, dentro del manual de la centralita, si no lo posees en físico, debes saber que varias marcas brindan la oportunidad de descargarlo en Internet, podrás ver qué clase de código posee tu puerta.

Nuestra recomendación

Si tienes la seguridad de que tu puerta tiene código fijo, podrías adquirir fácilmente un Parkingdoor inalámbrico, el cual se encargará de copiar la frecuencia de tu mando de modo que podrás usarlo en tu garaje sin tener que hacer ninguna clase de instalación.

Al comprobar que la puerta de tu garaje tiene código cambiante/variable (Rolling-code), debes saber que esta clase de código supone que con cada pulsación realizada con el mando, se creará un código completamente diferente al anterior. Este consiste en uno de los sistemas más seguros que podrás encontrar y resulta poco probable que se abra la puerta debido a alguna posible interferencia; además no suele ser sencillo realizar copias.

En conclusión y para resumir, podemos decir que los Parkingdoor inalámbricos o de conexión por cable son perfectos para puertas que tengan código fijo, mientras que para las puertas que posean código variable, el Parkingdoor debe ser el de conexión por cable.

 

¿Te gustó el artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies